Nuestra visión es su visión: PM We Care apoya la cirugía ocular que cambia la vida en Benin, África occidental

Published: 17/12/2019

Imagine una mañana calurosa y húmeda en Parakou, la ciudad más grande del norte de Benin, África occidental. Un camino interminable de polvo rojo, bordeado por vendedores ambulantes que venden gasolina y fruta, conduce al edificio de un hospital verde y blanco. En el interior, una niña abre los ojos para ver a sus padres y el mundo que la rodea por primera vez en su vida.

La niña, Yasmine, de seis años, fue uno de los primeros pacientes jóvenes en recibir cirugía ocular que cambió la vida en el Hopital Oftalmológico St. André de Tinré (HOSAT). No es solo un centro médico para la gente del norte de Benin, sino también para pacientes de los países vecinos como Nigeria, Níger y Togo. Sin embargo, el hospital carecía de habitaciones adecuadas, equipo esencial y suministros para el examen y tratamiento de niños. Gracias al apoyo de PM-International y otros, el hospital existente pudo ser renovado y ampliado para ayudar a los pacientes jóvenes a recuperar la vista.

Diagnóstico: catarata

A nivel mundial, se estima que al menos 2.200 millones de personas tienen discapacidad visual o ceguera, de las cuales al menos 1.000 millones tienen una afección que podría haberse prevenido o aún no se ha abordado. Cuanto más pobre sea su país, más probabilidades tendrá de verse afectado.

La causa más común de ceguera en los niños en los países en desarrollo es la catarata congénita. En muchos casos, no podemos determinar la causa exacta. Se sospecha que muchos niños sufren de desnutrición, entre otras cosas. La catarata se puede curar mediante un procedimiento médico relativamente fácil. Sin embargo, la cirugía ocular en niños para eliminar la opacidad de la lente requiere más esfuerzo que en adultos. El tratamiento, además del examen preliminar y el diagnóstico de cataratas y otras enfermedades oculares son más difíciles. Los niños no pueden colaborar tanto como los pacientes adultos. A menudo, necesitan ser tratados con anestesia. Aunque más del 40% de la población de Benin tiene menos de 15 años, el tratamiento especial para los ojos de los niños no ha estado disponible en el país, hasta ahora.

Patagonien Expedition by Camp David

Cómo ayudamos

A finales de 2016, un equipo de FitLine participó en un «24 h Bike-Challenge» para la caridad, organizado por «Stiftung RTL – Wir helfen Kindern». La fundación benéfica pertenece a la estación de televisión alemana RTL. En total, PM-International donó 74.000 euros como uno de los principales contribuyentes del evento. Las donaciones contribuyeron a la actualización del hospital HOSAT, coordinado por la ONG Christoffel-Blindenmission (CBM) y Lions Germany.

La historia de Yasmine y Rhamdane

En agosto, Liz Nelson-Beer, del equipo de PM We Care, viajó a Parakou, Benin, para asistir a la apertura de la nueva unidad hospitalaria y convencerse a sí misma del progreso del proyecto. Durante su visita, conoció a dos de los primeros pacientes y sus familias, por un lado, Yasmine, de seis años, y por otro, Rhamdane, de nueve años. Yasmine estaba ciega en ambos ojos. Lo más probable es que naciera ciega, pero no se dieron cuenta de su condición hasta que comenzó la escuela. A pesar de su discapacidad, la niña con una gran sonrisa hizo un gran trabajo al orientarse. Rhamdane fue golpeado por su maestro de escuela hasta el punto que se quedó ciego de un ojo. Para empeorar las cosas, este incidente le hizo perder un año de escuela, quitándole una oportunidad de un futuro mejor.

Liz pudo presenciar a ambos niños abriendo los ojos por primera vez después de la cirugía. Ambos comenzaron a ver formas y sombras y, con suerte, recuperarán la vista mientras se recuperan del tratamiento.

Esperanza para el mañana

Como siempre en PM We Care, es importante para nosotros ayudar a las personas a ayudarse a sí mismas. Las donaciones de PM-International y otros socios no sólo se utilizaron para construir y equipar la nueva unidad hospitalaria, sino también para capacitar al personal local, entre otros, en anestesia para niños. Esto es para garantizar un desarrollo sostenible y hacer que el hospital funcione por sí solo una vez que el proyecto esté terminado para fin de año. Hoy en día, la unidad está a cargo de especialistas locales en ojos.

Para asegurarse de que incluso los pacientes más jóvenes se beneficien de las nuevas instalaciones, se estableció un nuevo proceso de registro, que incluye la capacitación de los trabajadores de salud comunitarios. Ayudan a registrar a los pacientes, evaluar su vista y repartir medicamentos antes de remitirlos al hospital para recibir tratamiento adicional. Con el culto vudú aún disfrutando de una gran popularidad en Benin, los trabajadores de la salud también son responsables de difundir valiosos conocimientos sobre prevención y tratamiento de enfermedades oculares. Incluso hoy, muchos padres son reacios a llevar a sus hijos a un médico moderno y prefieren consultar a un médico brujo tradicional.

Con la nueva unidad hospitalaria, las cosas están mejor para los niños de Benin. Pero aún así, hay mucho por hacer. En PM We Care, trabajamos todos los días para hacer realidad nuestra visión de mejorar la situación de vida de los niños necesitados en todo el mundo. ¡Lee sus historias aquí!