Hacer y no hacer en el gimnasio

Published: 23/01/2019

El reto para ponerse en forma hace que todos corramos al gimnasio… ¿cierto? Si estás a punto de ir a otra sesión de entrenamiento intensivo, dedica un momento a leer lo siguiente. Porque una cosa es saber qué tipo de ejercicios hay que hacer en el gimnasio, y otra es saber cómo hay que actuar. Así que, a menos que quieras convertirte en el objetivo de algunas miradas burlonas, echa un vistazo a estos «» y «NO» ¡y perfecciona tus hábitos en el gimnasio!

  1. , limpia todo después de usarlo. ¡Esta es la regla n.º 1! Utiliza siempre una toalla en las máquinas y, cuando termines, limpia todas las zonas con las que tu piel haya estado en contacto. Por lo general, en todas las instalaciones hay toallitas húmedas y aerosoles desinfectantes para limpiar los equipos. A nadie le gusta sentarse en un charco de sudor de otra persona.
  2. NO confundas el gimnasio con una cabina telefónica (niños, si no sabéis lo que es eso, buscadlo en Google). Si tienes una llamada telefónica, no hay ningún problema. Aléjate de la máquina y habla afuera. La máquina no es un lugar para que pases el rato, cuando otras personas están esperando para usarla. Quién sabe cuánto tiempo tardarás en poner al día a tu mejor amigo sobre los últimos chismes. Así que, nada de holgazanear.
  3. , haz un esfuerzo adicional. Cuando termines de hacer tus ejercicios, deja las pesas en su sitio. La siguiente persona se va a enfadar mucho cuando encuentre pesas en la barra que no quiere usar. Si puedes levantar la barra con las pesas puestas, también puedes quitarlas. Considéralo parte de tu entrenamiento.
  4. NO te intentes engañar. Si no puedes quitar las pesas que has levantado, es probable que sean demasiado pesadas para ti. Lo mismo ocurre con las máquinas de cable: no dejes caer las placas después de cada repetición. Trabaja los músculos para bajar las pesas suavemente.
  5. , llévate tu música favorita. NO intentes también animar a todos los que te rodean. Usa auriculares y evita que todo el mundo se fije en ti con el último remix de Twinkle, Twinkle, Little Star.
  6. NO seas el Capitán Colonia o la Princesa Perfume: no trates de impresionar empapándote con tu fragancia favorita. Algunas personas pueden no tener los mismos gustos que tú. Y lo que es peor, cuando empieces a sudar, el perfume se intensificará.
    , usa ropa con olor a limpio y una cantidad adecuada de desodorante.
  7. NO te pavonees. Por supuesto, deberías estar feliz de ponerte en forma. Pero nadie quiere ver cómo te pavoneas. No te plantes delante del espejo como si fueras un maníaco egocéntrico para pavonearte y hacerte selfies. Puedes hacer todas estas cosas en la privacidad de tu hogar, sin que nadie más sufra las consecuencias de tu ego.
    Sin embargo, NO dudes a la hora de grabar tu proceso de transformación y compartir tus resultados con nosotros en la aplicación FitLine (Android + iOS). Y es que, después de todo, puedes conseguir grandes recompensas.
Muy bien, ahora ya puedes irte. Espero que no te topes con el Capitán Colonia. Si lo haces, salúdale de mi parte y cuéntale todo sobre el artículo tan útil que acabas de leer.
Comparte tu experiencia más divertida en el gimnasio en la sección de comentarios.